Cargos pagos para todos los internos

El Ciclo Internado Rotatorio, el último ciclo de nuestra carrera, es el año de práctica pre profesional tan esperado por todos quienes cursamos Facultad, cuya aprobación nos habilitará acceder al título de doctor en Medicina. Sabemos que es un ciclo muy heterogéneo en muchos aspectos, varios de los cuales deben ser revisados y reformulados. 

Durante este año los estudiantes de medicina comienzan a ser parte formal y activa del equipo de salud, debiendo concursar para acceder a dicho puesto y debiendo cumplir con determinada carga horaria y tareas asistenciales pautadas en cada servicio. Es debido a este rol que el decreto 358/004 que reglamenta la actividad de los practicantes internos plantea en su artículo 12 el carácter remunerado de dicho cargo.

En particular nos detendremos en el tema de la remuneración de quienes lo cursan, pues la lógica dice que si todos los estudiantes cursamos lo mismo y tenemos el mismo rol en el equipo de salud, deberíamos ser remunerados todos de la misma forma, pero esto no es así. 

Al día de hoy, la generación que comenzará en 2020 su internado contará con alrededor de 200 estudiantes que lo harán de forma gratuita, es decir que a pesar de cumplir con los requisitos para acceder a dicho cargo y teniendo que cumplir la misma carga horaria y desempeñar las mismas tareas que el resto de sus pares no cobrarán un salario. Esta situación si bien no es nueva, no siempre fue así, hubo generaciones de estudiantes en donde todos o la mayoría de quienes accedían a los cargos, percibían una remuneración, pero eso fue dejando de suceder en la medida que los cargos remunerados no acompasaron el crecimiento del número de estudiantes del ciclo y de los requerimientos asistenciales del Sistema de Salud. 

Para comprender un poco mejor, en la actualidad los cargos disponibles para ser ocupados por practicantes internos son 600, de los cuales 380 son remunerados, de éstos la mayoría son financiados por ASSE (256), alrededor de 90 por el Hospital de Clínicas y una minoría por algunas mutualistas como la Asociación Española o el Hospital Británico y policlínicas de la Intendencia de Montevideo.

Varios de estos cargos pagos fueron conseguidos en la lucha de los compañeros de las generaciones 2008 y 2009, que por el cambio de plan, coincidieron en su cursado del ciclo y por lo tanto vieron recrudecida esta realidad. Cabe aclarar que en esa instancia mucho de los cargos pagos que se lograron fue porque se decidió renunciar a una parte de la remuneración de los cargos del Hospital de Clínicas para poder “generar” salario para otros cargos. Situación si bien destacable por la solidaridad de quienes decidieron hacerlo, en el fondo totalmente injusta y evitable si se hubiese valorado al interno con la importancia que tiene para el sistema. 

Actualmente la generación que ingresaría en agosto al ciclo es de 580 estudiantes aproximadamente, por lo cual alrededor de 200 estudiantes cursarán sin cobrar. Este hecho implica una situación claramente injusta, ya que todos cumplirán el mismo rol. Y es justamente de esta forma que creemos que hay que verlo: el interno cumple un rol importante en el equipo de salud, en algunos lugares imprescindible y como tal debe recibir una remuneración por esa labor que realiza, si la facultad de medicina y todo el sistema aceptan que dichos estudiantes, todos, están en condiciones de cursar el ciclo y asumir las responsabilidades que conlleva, entonces TODOS deberían trabajar con las mismas condiciones. 

El internado si bien es un ciclo obligatorio para recibirnos, es también un trabajo, y no podemos aceptar que el sistema de salud no asuma lo que le aportamos los internos, el dinero destinado a financiar un cargo de interno debería verse por parte del Estado como lo que es, dinero invertido en la salud de los uruguayos, y no como un gasto o un capricho. 

Por ejemplificar la injusticia en números: Tomando como base un aproximado del sueldo nominal que paga el Hospital de Clínicas en $25.000 y sumando el porcentaje de aportes patronales (7.5%), considerando 13 sueldos anuales, el costo de un cargo pago al cabo de un año es $ 349.375 . Si esta cifra la multiplicamos por 200, serían $ 69.875.000 , lo que en dólares se traduce a $USD 1.625.000 (con precio a $43). 

Según la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el presupuesto destinado por el Estado al rubro salud $U 72.975,4 millones. El presupuesto de ese número, destinado a de ASSE es $U 38.950,9 millones.

Por lo tanto lo que estamos pidiendo en relación por ejemplo al presupuesto de ASSE es 0,18% y respecto al presupuesto total de salud del país es 0.093%. 

Es por todo esto que respaldamos total y completamente a la generación 2014 que ha decidido organizarse para reclamar presupuesto para financiar estos cargos y llamamos a todos los estudiantes de todas las generaciones a sumarse a esta pelea, porque aunque algunos quizás estén lejos de verse directamente afectados, esta injusticia crónica nos afecta a todos y de ser revertida, nos beneficiaremos todos. Creemos firmemente que dinero hay, es cuestión de voluntad política el hacer del rol de los internos una prioridad a ser atendida. 

Actualmente, gracias al planteo estudiantil en el consejo, tenemos el apoyo de la Facultad para poder lograr el aumento de los cargos y a partir de esto, se creó un grupo de trabajo del Consejo para trabajar el tema en el cual nuestros consejeros están participando.  

Este grupo se encuentra haciendo gestiones con los distintos prestadores, públicos y privados, para poder aumentar los cargos remunerados de forma permanente para esta y todas las generaciones, trabajo sobre el cual estaremos informando los avances que se tengan. 

Es importante el apoyo de todos en torno esto vaya avanzando, solo luchando organizados lograremos subsanar esta injusticia.

No Comments

Add your comment